Leaders need to Earn their Team's Cooperation!  We Listen to you for producing our videos
 

¿Qué es la Excelencia Operacional?  VER VIDEO INICIAL

Traducción de Enrique Mora  - [ENGLISH VERSION]

La Excelencia Operacional no es fácil de definir. Algunas descripciones son demasiado amplias. Otras establecen parámetros tan estrictos que la definición final parece demasiado sofisticada y fuera de alcance. A menudo, podemos terminar con definiciones que parecen aceptables en un sentido académico, tales como "Ser clase mundial," "Ser el mejor en todo el mundo" o, "Excelencia en todo lo que hacemos," pero son difíciles de convertir en acciones prácticas y medir su efectividad. Lo más importante es llegar a una interpretación clara de lo que "excelencia operacional" puede ser para la organización en todos sus aspectos y asegurar una definición precisa y una estrategia a seguir para lograrlo.  

Para d efinir adecuadamente la Excelencia Operacional, primero tenemos que hacer algunas preguntas difíciles a nuestros asociados, fundamentales sobre la naturaleza de la mejora continua, la más importante de esas preguntas nos permite descubrir un concepto erróneo: ¿Cuál es la finalidad de la mejora continua?  

A menudo escuchamos que la mejora continua es un viaje interminable, y que desde el inicio estaremos mejorando la operación para siempre. Sin embargo, estableciendo el objetivo de mejora perpetua para hacer más eficiente la operación, podemos reducir los costos, pero no hay ninguna garantía de que nuestro negocio crecerá. ¿Qué valor tiene contar con una fábrica eficiente si el cliente no necesita nuestro producto?  

Para aprovechar las capacidades de nuestra operación, para lograr el crecimiento del negocio, el primer paso es entender lo que realmente es Excelencia Operacional, y entonces poder tomar acciones para lograrla.  

Respondiendo a la pregunta: "¿hacia dónde nos llevará nuestro camino de mejora continua?" Una buena respuesta es que nuestro viaje nos llevará a la Excelencia Operacional, que es exactamente el punto en que "cada asociado puede ver el flujo de valor para el cliente y componer ese flujo de valor antes de que se descomponga" Aunque esta definición puede parecer simple, en esta simplicidad se encuentra la gran verdad.  

Mediante la definición de excelencia operacional de esta manera, se aplica a todos los niveles y todas las personas de la organización, desde ejecutivos hasta los empleados produciendo el producto. Es claro, conciso, práctico y, lo más importante, procesable y enseñable. Todos en la organización "entienden." Ellos saben que, en sus respectivas áreas, debe haber un flujo visible del producto o información. Debemos poder reconocer si ese flujo es normal o anormal y saber qué hacer si es anormal, todo sin requerir la asistencia de gerencia.  

Con esta definición de excelencia operacional, podemos empezar a enseñar el verdadero poder de flujos de valor y por medio de ello dar un paso más adelante. Ahora podemos crear flujos de valor que no sólo fluyen al ritmo de la demanda de los clientes, pero se hacen visuales de tal manera que todos los asociados de la organización pueden ver físicamente ese flujo.  

Todos hemos escuchado de la “fábrica visual,” pero esto es diferente. No hablamos de identificar donde se encuentran herramientas, equipos, procesos y departamentos. Por el contrario, en excelencia operacional, los efectos visuales son estrictamente para la sincronización del flujo. Y estas imágenes son fáciles de entender por cualquier persona, hasta el punto donde un visitante puede entrar en nuestra operación y decirnos si estamos a tiempo sin siquiera preguntar, solicitar reportes, o leer las impresiones de un programa de computadora. La intención es hacer la operación tan visual que todo empleado puede ver el flujo de valor para el cliente y decir si este flujo es normal o anormal.  

Una vez que todo el mundo puede ver flujo normal y anormal, el siguiente paso es crear lo que se conoce como “trabajo estándar para corregir flujo anormal.” En esta fase, creamos trabajo estándar que corrige todo proceso cuando comienzan a ocurrir condiciones anormales en el flujo. Esto significa que las personas que trabajan en el flujo (ya sea en la planta de fabricación o en la oficina) tienen una metodología estándar para corregir las cosas cuando van mal. El resultado final es algo que llama "auto-sanación" de los flujos de valor, lo que significa que cuando el flujo se descompone en alguna parte en la operación, quienes trabajan en ese flujo son capaces de arreglarlo sin necesidad de intervención de la gerencia. 

Esta última frase es una característica crítica, ya que una vez que logramos excelencia operacional, no necesitamos participación de gerencia en los acontecimientos de cada día en la operación. En cambio, quienes están a cargo de las operaciones de liderazgo durante la operación tradicional, pueden ahora invertir su tiempo trabajando en las ventas y el proceso de innovación para desarrollar nuevos productos que los clientes desean y que encajan en las capacidades de la operación. El resultado es que están invirtiendo el tiempo en las actividades que generen crecimiento de la empresa.  

La clave del éxito en lograr la Excelencia Operacional se inicia con la definición correcta, una definición que todos, en todos los niveles de la operación de planta y administración, pueden entender y saber cómo lograr. De esa manera, cada asociado verá que nuestros esfuerzos de mejora continua no son sobre eliminación de desperdicios o disminución de los costos. Por el contrario, el objetivo final es tener operaciones que sean un elemento clave en la creación y entrega de productos que los clientes desean para establecer el crecimiento constante.

Enrique Mora – MORA Global Consulting, Inc. 

Consultant-Member of the Institute for Operational Excellence 

 

http://globalassetmanagement-amp.com/eventos/global-festival/

The Globe is Flat!